En las siguientes semanas se intensificará el proceso electoral en Estados Unidos, agregando más incertidumbre a nuestros tiempos. Why We´re Polarized, de Ezra Klein, es una recomendable lectura que puede ser útil de cara a los millones de spots, mensajes y tweets que nos vienen.

Esta será la campaña de la polarización, donde ya surgen varios chispazos: Black Life Matter, el presidente diciendo que habrá fraude y por eso hay que postergarla, el covid-19, la cuenta de twitter de Trump, la prohibición de TikTok, etc.

Ezra Klein describe con una enorme claridad el estado de la política americana. Desde el incomprensible triunfo de Trump y el hecho de que los demócratas hayan perdido la presidencia teniendo tres millones más de votos. Lo que ha mostrado que el sistema de la democracia más importante del mundo requiere “ajustes mayores”.

Polarización

La polarización surgida por el fortalecimiento de las identidades es tal vez el fenómeno más peligroso de las democracias. Ezra Klein describe claramente cómo esto ha generado diferencias irreconciliables que se a crecentan a través de los partidos políticos.

Europa es tal vez uno de los laboratorios más importantes para ver como las identidades destruyen a la democracia (y finalmente los países). Cuando grupos se vinculan no por ideales sino por “identidades”, como religión o etnia se vuelve imposible sostener un mecanismo puramente democrático, ya que la vinculación esta pre-concedida a la etnia y no a la idea.

Ezra narra estudios donde claramente gran parte del electorado no percibe las diferencias ideológicas entre los Republicanos y los Demócratas. Sin embargo la afiliación se da por identidad.

Identidad y polarización claramente han sido más graves en el partido Republicano que en el Demócrata. El último recae en una base mucho más heterogénea que hace más suave el proceso de polarización. Habría que conjugar musulmanes, latinos, afroamericanos… Aún así el proceso se da en ambos partidos.

Fortalecimiento de la identidad

El fortalecimiento de la identidad en la política y en los partidos ha hecho mucho más sólido a los Republicanos. Ya que el mensaje es necesariamente más sencillo y homogéneo (como sus votantes, si los organizamos por identidad y no por ideología). Esta ha sido la fortaleza de Trump.

El mundo de hoy no permite trasmitir de forma adecuada mensajes complejos. Un tweet no sirve para trasmitir a un grupo heterogéneo tu forma de pensar. Sin embargo, si todos tenemos la misma identidad (blancos sin educación universitaria), tal vez hay mensajes que sí es posible hiper-agregar en un twuit. El rol de las redes sociales ha sido fundamental para exacerbar la polarización, como expliqué en mi nota sobre como realmente las redes sociales nos separan aun más.

De cara a la próxima elección las cosas no se ven mejor. Para Trump polarizar aún más le puede asegurar una masa de votantes, que a pesar de la pésima situación económica, el mal manejo del COVID-19 y otros aspectos como la represión, etc, le garanticen que sus votantes no “brincarán la cerca” ya que la polarización ha generado que este “muro” sea cada vez más alto.

Peculiaridades del sistema electoral

Por otro lado, el sistema electoral americano garantiza el éxito de esta estrategia. Como bien comenta Ezra, el Estado de Wyoming tiene el mismo nivel de representación que California. “Para el año 2040, el 70% de los Americanos vivirán en 15 Estados, representados con 30 senadores, mientras que el 30% restante estará representado por 70 senadores”. Este sistema claramente no es estable. 

El libro es un mapa del estado de la democracia en Estados Unidos. Tal vez la única decepción es que al final nos deja con pocas alternativas. Una de ellas es fortalecer el rol de la política y el activismo a nivel local como una estrategia para romper la identidad=polarización, es decir, asumir que los problemas locales y sus soluciones pueden romper barreras de identidad o bien al menos nos atañen a comunidades más uniformes.

En fin, las próximas semanas tendremos estridencia en el ambiente, pero espero que no sea lo único y que algún debate relevante podamos ver.

Aún no hay vacuna para la polarización y como siempre el mundo seguirá pendiente de Wyoming.

Si quieres conocer algo más de Ezra Klein, te recomiendo esta entrevista:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí