Existe una dura discusión sobre las llamadas contrarreformas del gobierno de México. Detrás de ellas, podríamos decir que se encuentran viejos dogmas como la soberanía, autosuficiencia, rol del estado, etc. Aspectos que parecen del pasado y, por tanto, en ciertas esferas de la población son rechazadas.

Sin embargo, es necesario dilucidar que hay realmente detrás de esta estrategia del gobierno. Desde mi punto de vista, no es más que un mecanismo de supervivencia. Creo que no se nos ha informado (tal vez por no alarmarnos) que se avecina un gran colapso, gestado con la inacción de varios gobiernos y la poca visión en los últimos años. El colapso se da en varios frentes, pero el principal es el balance energético de México. Donde CFE y Pemex son los dos pilares que mantienen el funcionamiento del país, la energía que mueve fábricas, que enciende luces, que permite el transporte, etc.

CFE y Pemex

Estas dos megaempresas están más vinculadas que nunca y el gobierno quiere salvar a las dos, usando recursos de un lado hacia el otro. Para lo cual le tiene que cambiar las reglas del juego a todos los que están en esta “cancha”. Al final podemos sacrificar a todos menos a CFE y Pemex.

cfe-pemex-pedro-valdez-valderrama

Es simple, producimos petróleo pesado, que además de tener un proceso costoso de refinación, genera combustóleo como derivado. Este último cada vez tiene menos mercado. Por lo cual PEMEX se ahoga en combustóleo que tiene que sacar a como dé lugar. Ya que además de estar perdiendo los ingresos por su venta, tiene un grave problema de almacenaje y logística.

El combustóleo lo puede usar su hermana CFE y así cerrar el circuito que necesita la balanza energética actual. Pero para que CFE consuma TODO el combustóleo, debemos sacrificar a algunos jugadores, como las renovables.

Es claro que esta es una estrategia que permite evitar el colapso en el corto plazo. Podemos criticarla, pero el abismo está enfrente y tal vez en el corto plazo ya no hay más que hacer. Y es esto lo que tal vez el gobierno ha decidido no comunicar. De otra forma tal vez lo asimilaríamos con mayor facilidad o resignación.

Menor consumo de petróleo

Aunado a lo anterior, considero que vamos hacia un escenario peor. Al reducirse el consumo de combustibles fósiles en el mundo, lo que primero caerán en las órdenes de compra serán los crudos pesados. Ya que ante una demanda a la baja, la capacidad instalada de refinación irá por crudo ligero, más económicos en transformar. Con lo cual la tesis de que la salida de Pemex es la extracción de más crudo pesado tampoco será viable en el mediano plazo.

Estamos frente a un reto descomunal, el que una sociedad enfrenta cada 50-80 años. La propuesta actual del gobierno tal vez sea necesaria, pero no cambia la realidad de mediano plazo. El esfuerzo del país deberá ser aún mayor.

cfe-pemex-pedro-valdez-valderrama

En una nota anterior escribí sobre la necesidad de asumir el cambio de paradigma y reconocer que Pemex hoy es un pasivo de la sociedad, que nos ha dado mucho pero que este negocio se ha ido agotando. Hoy toca reconocer que requerimos poner a un lado entre 10 y 12% del PIB para cerrar ese ciclo. No es culpa de la actual administración ya que empezamos tarde con la transición energética del país.  Afortunadamente tenemos un espacio de maniobra y un 10% más de deuda sobre el PIB. Acompañada de un plan de transición creíble para Pemex será bienvenido en los mercados. Pues lo más importante es reconocer que finalmente soltaremos ese lastre.

Capitalismo participativo

Queda el tema de CFE y las áreas verdaderamente rentables de Pemex. En ese sentido, sostengo que es viable explorar una vía de capitalismo participativo. Es decir, donde haya nichos de negocio real, es necesario que muchos mexicanos se puedan beneficiar de esas rentas “extraordinarias”. Aquí en una nota anterior, establecimos la posibilidad de que a través de los fondos de pensiones u otros mecanismos de “socialización” del  capitalismo se puedan llevar a cabo inversiones rentables en el sector.

Cambiar el balance energético en México es posible (tenemos las condiciones), pero para ello se requiere de muchísima inversión, tecnología, recursos… La vía de usar los fondos de pensiones permitirá que todos nos beneficiemos de los negocios que esto genere. El guardián de este capitalismo social es el Estado, que debería evitar competir directamente pero vigilar que todos los mexicanos nos beneficiemos. Los fondos de pensiones acompañados de compañías especializadas pueden ser el detonador de la transición energética.

Transparentar que le debemos todos a Pemex un 10% del PIB y asumirlo en un título de deuda podría ser el ejercicio de transparencia más importante de este gobierno. Bajo este escenario, la propuesta es que la rectoría del sistema energético deberá seguir siendo del estado. Pero tal vez deberíamos visualizarla como un partido de béisbol, donde el Estado no juega. Hay varios equipos de muchos colores, unos mejores y otros peores, pero el Estado es el dueño del estadio y lo único que importa es que cada domingo este lleno.

3 COMENTARIOS

  1. Sin duda tus comentarios son importantes y sugieren que tenemos un margen de maniobra para recomponer las estructuras del sistema energético del país por lo que se requiere establecer los parámetros viables para poner las bases y de ahí partir con un plan de reconstrucción con miras a contribuir con energías limpias de aquí al 2050.
    1. Evaluar exactamente cual es nuestra realidad, tanto en pemex y la cfe, para determinar hasta donde podemos cumplir y cubrir las necesidades de energéticos del país con lo que tenemos y con las fuentes que podemos utilizar,  ya sean combustoleo o carbón, y reforzar nuestra capacidad de generación para retomar la rectoria del estado y no depender de otros gobiernos, o mantener alternativas de suministros en condiciones de emergencia como nos acaba de pasar.

    2. Cambiar las leyes creadas en sexenios anteriores, a pesar de la oposición de quienes se beneficiaban de ellas, no para desincentivar la inversión privada en estos sectores, sino para poner el piso parejo para todos, la iniciativa privada y el propio gobiernos.

    3. Analizar las alternativas financieras para la explotación, almacenamiento, transporte y distribución, tanto del gas natural como de gas licuado y obtener la independencia de los suministros de terceros para la generación de energía elevtrica; asimismo analizar y evaluar los tiempos de consolidación de dichos proyectos.

    4. La construcción de la Refinería de 2 bocas es indispensable para generar los trabajos necesarios y reactivar la economía, de igual manera la modernización actualización de las refinerías existentes que los gobiernos prianazis dejaron en condición de chatarra para el mismo fin.

    5. Reorientar las reglas de juego con los sindicatos para evitar la corrupción rampante que aún prevalece en pemex y la cfe, ver caso indignante de romero deschamps, me parece que se debe nombrar a un ente auditor especializado compuesto por técnicos y especialistas auditores para mantener dentro de los límites de honestidad de las inversiones y el uso de los recursos de la nacion, cuyos resultados deben ser vinculantes para castigar ejemplarmente cualquier indicio de corrupción.

    5. La inversión privada se debe fomentar para la generación de energías limpias, ya sean eólicas, solares o de cualquier otro medio, vistas desde el punto de que deben ser un complemento de la infraestructura energética del país, con la visión de negocios y que los inversionistas ganen lo justo y que sea un verdadero negocio para todos, sin la visión de saqueos como se hace hasta la fecha, plagados de mañas y condiciones para un enriquecimiento ilícito.

    5. Estas inversiones de deben enfocar siempre para favorecer las condiciones sociales para los ciudadanos involucrados en estos temas, y no un negocio para unos cuanto que en contubernio con políticos corruptos que hacen daño a la los pueblos y ciudadanos.

    Con la visión de reducir el uso de los combustibles fósiles hacer un programa de sustitución de las plantas actuales por esquemas que apoyen a minimizar al máximo la emisión de gases de efecto invernadero.

  2. Es correcto Pedro, solo personas que de alguna manera tenemos relación con el sistema CFE y Pemex. Soy proveedor de estás empresas desde hace muchos años. Y conocemos la entrañas, y si va por el lado del combustoleo y el uso del mismo, hasta cuándo? Hasta que se acabe, lo único que si estoy en desacuerdo es la no exploración de gas shale en el norte de México. Creo que falta explorar ya….

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí